El Tanatocronodiagnostico permite calcular el tiempo aproximado del evento de muerte en función del tiempo.

En este texto abordaremos solamente los fenómenos tardíos destructores, el tiempo de aparición de estos fenómenos varía según la temperatura ambiente, acelerandose entre mayor sea la temperatura ambiente.

Características de los fenómenos tardíos destructores

1. Autolisis: Liberación de contenido enzimatico de organelas celulares al citoplasma y medio exterior generando su deterioro Se presenta precozmente en el organismo sin vida.

Ejemplo: En el páncreas puede verse un aspecto hemorrágico dibujandose una distribución lobulillar del órgano.

 

2. Descomposición: fase cromática Depende de mecanismos ajenos al cuerpo provenientes de la colonización bacteriana. Inicia como una mancha color verde en fosa iliaca derecha y luego en la contralateral, a medida que se expande aparece el veteado venoso suelen aparecer tras 30-36 horas.

Ejemplo:

Imagen: https://leslieoo.wordpress.com/2014/06/23/fase-cromatica-de-descomposicion/




3. Descomposición: fase enfisema El metabolismo bacteriano libera gas que forma falsas ampollas con gas y líquido. También puede evidenciarse distención abdominal. Aparecen de 48-60 horas tras la muerte.

Ejemplo:

Imagen: https://leslieoo.wordpress.com/2014/06/23/fase-cromatica-de-descomposicion/

4. Descomposición: fase de licuefacción La acción enzimatica hace que los tejidos adquieran una consistencia pastosa semilíquida. Inicia su aparición desde las 72 horas hasta el quinto día de muerte.

5. Descomposición: fase de reducción esquelética Los fenomenos de licuefacción avanzan hasta desaparecer los tejidos orgánicos del cuerpo y quedan solo restos óseos y algunos tejidos.  Tarda de 1-2 semanas hasta algunos años dependiendo de facctores externos. Alrededor de 3 años tras la muerte se encuentra reducción esquelética completa.


Imagen: http://topsevenonline.com/wp-content/uploads/2016/10/img8-1.jpg

Bibliografía: Téllez Rodríguez Nelson. Universidad Nacional de Colombia. Patología Forense. Octubre de 2014. Tomo 01. Cap. 19.